Junio en opensource

Los descubirmientos sobre openSource en Junio


Junio en opensource

El mes que acaba no ha sido uno de esos meses repletos de novedades, desgraciadamente por mi trabajo, no he tenido demasiado tiempo para navegar, sin embargo, sí ha sido un mes razonablemente interesante.

Eso sí, por fin me he encontrado con qooxdoo y he podido dedicarle algo de tiempo.

Qooxdoo es un motor de JavaScript especializado en la creación de aplicaciones RIA. Hasta ahora sobre todo había leído bastante sobre extJs y lo estaba considerando seriamente para aplicarlo como interface de usuario para mi última aplicación en Asp.Net pero me echaba para atrás su licencia: se trata de Software comercial con una versión libre que obliga a que todo lo que se desarrolle con esta licencia sea también libre, algo impensable para un proyecto empresarial como el que tengo entre manos y dado que no hay dinero para comprar licencias tuve que desecharlo. Eso sí, les recomiendo que lo investiguen: un buen motor plagado de componentes interesantes, manejo fluído de ventanas, una integración bastante conseguida con aplicaciones servidor utilizando metodologías MVC y una serie de componentes gráficos que no desmerecen si los comparamos, por ejemplo con los de Excel.

El caso es que buscando un motor RIA con características similares pero con una licencia menos restrictiva me topé con qooxdo que realmente tiene poco que envidiarle. Le falta eso si la integración con modelos MVC y los componentes gráficos pero en cambio mantiene la misma filosofía: completamente orientado a objetos, librería amplia de componentes, sistema de validación para formularios, pseudocompilación de código JavaScript, un buen entorno de ventanas y comunicación con la capa de servidor utilizando sistemas como Ajax, JSON -RPC o REST (aún en beta).

En su contra un proceso de desarrollo bastante lento sobre todo al principio hasta que los conceptos se fijan en la memoria (es lo malo de acostumbrarse a Intellisense, todo lo demás parece anticuado y farragoso).

En resumen, un motor a tener en cuenta que además de la versión que me interesaba en este momento para entornos de "escritorio remoto" también dispone de motores para páginas HTML, aplicaciones móviles e incluso aplicaciones servidor.

En otro orden de cosas, una de las sorpresas más interesantes de este mes ha sido descubrir Trello . Podríamos definirlo como una aplicación Web de gestión de listas de tareas supervitaminada con conceptos de Scrumm y colaboración.

Lo que más me ha impresionado ha sido su sencillez para la gestión de pequeños proyectos: Partimos desde la creación de un nuevo proyecto (o Board en su terminología) que aparece inicialmente configurado con tres listas: Todo, Doing y Done.

Sobre cualquiera de las listas (aunque lo lógico es que lo hagamos en la lista de cosas por hacer - Todo) podemos crear fichas (Cards) que nos definen las tareas a realizar.

Para cada una de estas fichas, añadimos listas de tareas (checklists) con los pasos necesarios para terminar la tarea y cerrar la ficha.

El proceso es sencillo: comenzamos añadiendo las fichas con las tareas principales de nuestro proyecto en la lista Todo y añadimos pasos. Según vayamos avanzando en nuestro proyecto iremos pasando las fichas a la lista Doing y finalmente a la lista Done.

Una manera sencilla de mantener nuestro proyecto organizado y que no se nos olvide nada.

Por supuesto podemos añadir nuevas listas (como por ejemplo En análisis o Anuladas) e integrar otras personas en nuestro Board para trabajar en equipo.

Si lo combinamos con una sencillez de manejo realmente pasmosa y una curva de aprendizaje muy corta tenemos una herramienta gratuita de trabajo en equipo que merece la pena seguir de cerca.

En su contra debo decir que no maneja demasiado bien los aspectos más complicados de la gestión de proyectos (aunque posiblemente tampoco esté pensado para ello): control del tiempo dedicado a cada tarea, relaciones entre fichas, control de acceso de los usuarios a cada Board...

Eso sí, su exportación a JSON me ha dado la excusa perfecta para recuperar mi intérprete del que hablaré en otro artículo.

Aparte, estos últimos días de mes he tropezado con Twitter Bootstrap , una librería de los creadores de Twitter para diseño web que posiblemente utilizaré en mis proyectos a no mucho tardar. En resumen en la librería tenemos plantillas CSS3 (escritas utilizando LESS) con un sistema de layout de la pagina similar a 960 Grid System y diseños especializados para imágenes, botones y similares, unido con jQuery para componentes avanzados como tabs, carrusel, menús...

La web de presentación de la librería, creada utilizando la propia librería, tiene una de las ayudas más completas y sencillas que he visto en los últimos años y realmente estoy deseando tener un par de horas para probarla en alguna de mis web.

Por otra parte, como no todo puede ser trabajo, este mes me he dedicado de nuevo a los fractales. Llevaba tiempo sin buscar nada sobre el tema y me he encontrado con los fractales flame (similares a lo que, a falta de un nombre mejor, siempre he llamado fractales de plasma). En la red hay algunos ejemplos muy interesantes y una aplicación que parece tiene una fama muy merecida entre los aficionados: Apophisys .

Si algún día reúno el tiempo y la paciencia para desempolvar mis matemáticas posiblemente sea un proyecto interesante.

Páginas relacionadas